viernes, 20 de noviembre de 2020

COMPRAR las mejores MASCARILLAS REUTILIZABLES contra el Covid 19

 


 Por el momento, parece que deberemos aprender a convivir con el Covid-19, cuanto menos, a lo largo de este año y una gran parte del próximo. Esta es, indudablemente, una ocasión para cuidarnos los unos a los otros y lograr, entre todos, que la propagación del virus se limite y no llegue a afectar a todos y cada uno de los países del planeta, cuando menos, en exactamente las mismas condiciones en las que ha perjudicado a España, Italia o bien USA.
Pelear contra este virus es un trabajo individual y colectivo, en el que todos y cada uno de los miembros de la sociedad deben poner su grano de arena para, dentro de lo posible, eludir contagios. Por esta razón, las mejores herramientas con las que contamos hoy para hacer en frente a esta situación, es comprar mascarillas reutilizables y la distancia social. 

 



Por fortuna, en este país, podemos elegir entre muchos tipos de mascarillas: mascarillas desechables de colores, mascarillas conjuntadas con pantallas aislantes, mascarillas reutilizables… Las posibilidades son verdaderamente extensas, con lo que no usarlas es una genuina irresponsabilidad.
Con el objetivo, de lograr aproximar el empleo y el servicio que las mascarillas, específicamente las reutilizables, lo que hacen por toda la sociedad día a día, en el pequeño artículo del día de hoy hemos decidido examinarlas al detalle. Así, vamos a poder ver los diferentes tipos de mascarillas reutilizables que hay, cuáles son las más recomendadas para conforme qué actividades o bien situaciones y también, aún, los inconvenientes y ventajas de cada una de ellas.


Hay que tomar en consideración, que esta es una herramienta que debemos usar con total responsabilidad, con lo que es exageradamente esencial estar bien informado sobre su empleo y de las consideraciones que hay que tomar al usar la mascarilla en nuestro día a día. 

 


 
Empleo de mascarillas reutilizables: algunas consideraciones anteriores


Como en todo, con el empleo de este recurso debemos contar siempre y en todo momento con algunas consideraciones para el empleo de mascarillas, de forma que aumentemos su eficiencia y, sobre todo, no nos pongamos en riesgo a nosotros ni a quienes nos rodean, tanto en el campo familiar como laboral o bien social.
Lo fundamental, sería siempre y en todo momento procurar adquirir mascarillas que estén certificadas y que estén acorde con lo recomendado por las instituciones oficiales del Gobierno, para cada situación personal. Hay que tener en consideración, que el Gobierno aconseja diferentes tipos de mascarillas para personas sanas, contagiadas o bien para aquellos conjuntos que se hallan en contacto directo con personas que han dado positivo en Covid 19 (centros de salud, centros geriátricos…).


Como norma, tanto si las mascarillas son o bien no reutilizables, en España se aconseja que las personas sanas empleen preferiblemente mascarillas higiénicas, que las personas que hayan dado positivo usen mascarillas quirúrgicas y, por último, las personas en contacto directo con el virus, empleen siempre y en todo momento un Equipo de Protección Individual, más conocido como EPI.
Además de esto, como último apunte, cabe recordar que, si bien las mascarillas sean reutilizables, debemos seguir siempre y en toda circunstancia las indicaciones del fabricante sobre su tiempo de empleo y del procedimiento preciso para lavarlas, de forma que mantengan sus propiedades íntegras.

 

 

 

Una vez vivida, la problemática de las mascarillas de un único uso para el planeta, debemos comprar mascarillas reutilizables que nos dan seguridad y no provocan un nuevo problema para la ecología.

 

 


Mascarillas higiénicas reutilizables


El primer tipo de mascarillas reutilizables, del que el día de hoy deseamos hablar, es de las mascarillas higiénicas. Estas mascarillas, son las más frecuentes entre la población, las que deberíamos emplear como norma, en tanto que dejan reducir los desechos que generan las mascarillas desechables y, al tiempo, cuentan con un grado de eficacia altísimo.
Además de esto, estas mascarillas así mismo pueden ser usadas por aquellas personas que hayan dado positivo en Covid, puesto que resguardan a todo el mundo que se halla a nuestro alrededor.
En esta clase de mascarillas, está recomendado el empleo del modelo UNE sesenta y cinco, cuando no se pueda asegurar la distancia de seguridad o bien, por poner un ejemplo, en las empresas, en el transporte público o bien en trabajos cara al público. 

 

 
Mascarillas FFP2 y FFP3


El segundo tipo de mascarillas reutilizables del que hablaremos, serían las FFP2 y FFP3; no obstante, no podemos seguir sin ya antes hacer una pequeña puntualización. En este conjunto, la recomendación (que se ha transformado en una obligación legal en muchos lugares de este país) es emplear mascarillas de este tipo que no incluyan válvula, en tanto que esta puede transformarse en un canal de transmisión del virus.
Las mascarillas reutilizables del tipo FFP2 y FFP3 que debemos adquirir en
rotulowcost.es/es/mascarilla-ffp2-reutilizable-coronavirus.html, son aquellas que no tengan válvula. Estas mascarillas, pueden ser empleadas por toda la población en tanto que están fabricadas con materiales autofiltrantes, que resguardan tanto a quien la lleva puesta como al resto de personas que están a su alrededor.
Están recomendadas, sobre todo para profesionales o bien particulares expuestos al virus y para las personas que son parte de algún conjunto de riesgo. En la propia mascarilla, se debe apuntar con una R que es reutilizable.


Mascarillas de tela PM dos con cinco


Otro tipo de mascarillas reutilizables, son las mascarillas de tela con filtro anti polvo de PM dos con cinco. Si bien estas mascarillas no estaban diseñadas para hacer frente de una pandemia viral como la del Covid, sí es verdad que pueden ser una alternativa para tener a mano una mascarilla reutilizable.
Debido a esto, su empleo está sólo recomendado para aquellas circunstancias, en las que se pueda mantener la distancia de seguridad, puesto que, si bien resguardan a el resto de nuestras secreciones, la verdad es que no sirven como procedimiento de barrera, a fin de que el portador de la mascarilla pueda eludir contagiarse.
Todavía de esta manera, estas mascarillas filtran un alto porcentaje de patógenos y se pueden volver a usar, lavándolas siempre y en toda circunstancia con agua a más de sesenta grados y limpiador o bien con lejía diluida en agua. 

 

 
Mascarillas caseras de tela


El último tipo de mascarilla reutilizable, serían las mascarillas caseras de tela que, realmente, pueden marchar solamente en el caso de no contar con cualquier otro tipo de mascarilla como las que hemos comentado.
Estas mascarillas, pueden llegar a resguardar al resto, no obstante, no presentan demasiada utilidad para resguardar al portador. De ahí que, se aconseja su empleo conjuntadas con alguna otra mascarilla no reutilizable, como las mascarillas sanitarias o bien quirúrgicas.

miércoles, 11 de noviembre de 2020

Verdades y bulos del ALARGADOR DE PENE

  


Comencemos por hablar del tamaño del pene normal. La mayor parte de los penes que se examinan en consulta, son absolutamente normales pese a que muchos hombres acuden pidiendo un alargador de pene.

 

 


 

 

La sociedad moderna y particularmente las películas, han relacionado el tamaño del pene con la hombría del varón; en la mayor parte de los casos, el tamaño del pene en flaccidez, fluctúa entre los ocho y trece cm y en erección entre los trece y dieciocho cm. Una regla para conocer más o menos el tamaño del pene en erección es estirándolo y se acerca a su tamaño en erección. Penes por bajo de siete con cinco cm no son comunes y por ende se etiquetan de micropenes.
Las pastillas para prolongar el pene, no funcionan y no existe ninguna evidencia a nivel científico que se haya probado su eficiencia.


Los alargadores de pene, que suelen usar los cirujanos que se dedican a la cirugía de pene, pueden lograr un incremento del tamaño del pene de uno-dos cm tras un empleo prolongado; los usamos esencialmente para eludir la retracción del pene tras la cirugía de Peyronie.

 


Las bombas de vacío, dejan rellenar el pene con sangre venosa a través de un proceso de absorción ocasionando una erección artificial; así mismo se prescriben tras la cirugía de cáncer de próstata o bien Peyronie, para producir un estímulo sanguíneo. El paciente, debe ponerse un anillo en la base del pene, para eludir la pérdida de sangre de los cuerpos cavernosos. Este anillo, debe retirarse a los veinte-treinta minutos máximo, para evitar lesiones significativas en el pene. Los ejercicios con la bomba de vacío, tienen el propósito de efectuar estiramientos del pene, pero no logran un alargamiento real del mismo.


Los estiramientos continuos del pene mediante ejercicios (jelquing), pueden lograr un mínimo efecto tras un largo tiempo de su ejercicio.


Resumiendo, ninguna técnica no quirúrgica ha probado hasta el instante actual lograr alargamientos eficientes.
Con relación a la cirugía, la técnica más usada es la sección del tendón suspensorio del pene que es el que “sujeta” el pene desde el hueso púbico hasta su parte interna, que es la que se introduce en la zona pélvica. Habitualmente, los pacientes presentan así mismo, grasa infrapúbica que recomienda hacer una lipoescultura. Realmente, no se prolonga el pene, sino se “saca” del abdomen.

 


 

Otra técnica que puede complementar esta cirugía, es una escrotoplastia puesto que hay pacientes que presentan escrotos con mucha piel que tiende a ocultar una parte del cuerpo del pene.
Otras medidas generales, son recortarse el vello púbico y hacer ejercicio pues puede lograrse adelgazar mejorando el aspecto estético abdominal. Para resumir, la mayor parte de los tamaños de los penes que se tratan, es normal resultando realmente difícil lograr un alargamiento real salvo con la cirugía.

 

 

Existe una gran obsesión por el tamaño del pene, las consultas sobre todo son por el alargador del pene además de desear también aumentar el grosor.

 

 

¿Nos puede valer de ayuda el alargamiento?


Como hemos dicho ya antes, creímos que hay poquísimas razones para hacer un tratamiento de este tipo si se pretende avanzar en aspectos de la sexualidad, puesto que el tamaño del pene jamás va a ser la clave para mejorar tus relaciones íntimas.
Si estás en pareja y tenéis inconvenientes de satisfacción o bien desempeño sexual, existen soluciones considerablemente más eficaces que contar con de un miembro de mayor tamaño.

 


 

¿Cuando se ven los resultados del tratamiento?


Nuestra experiencia nos dice, que lo más conveniente es conjuntar los efectos vasodilatadores con un proceso para un tratamiento de agrandamiento para ver resultados a la mayor brevedad.

Los resultados de un tratamiento, sólo van a ser perceptibles en el medio/largo plazo.
Lo más frecuente, es comenzar con una crema de agrandamiento y una bomba de vacío. Siempre y en todo momento va a ser mejor y más cómodo para el tratamiento una hidrobomba, pero siendo menos económicas dejamos la solución a fin de que sea el usuario el que escoja lo que mejor se adapte a su bolsillo.

 


 

Los tiempos dependen mucho de las personas. En algunas personas, tras seis meses nos cuentan que se han logrado resultados notables y en otras es cuestión de años.
El proceso, ha de ser continuado en el tiempo y los resultados se van a poder ver sólo a medio/largo plazo.
Lo que tenemos más que claro, es que no vale probar unas semanas a ver qué sucede, en tanto que esto ha de ser algo similar a dejar de fumar, o bien lo haces o bien no lo haces, pero quedarse a medias es perder tu tiempo y tu dinero.


Con respecto a, cuanto puede acrecentar de tamaño tu pene un tratamiento de este tipo, tampoco tenemos una contestación clara. Depende de si el tratamiento se ha efectuado apropiadamente y va a depender mucho de cada persona.
En algunas personas los tejidos son más simples de estirar que en otras.
Es exactamente lo mismo que pasa con los hematomas en las personas por servirnos de un ejemplo. Cada cuerpo reacciona de una forma. A algunos les duran apenas un par de días y a otros más de una semana, puesto que cada cuerpo es diferente.

 


La única marca, de este tipo de productos que ha hecho estudios serios sobre tamaños logrados, ha sido Jes Extender, donde aseguran que a través del empleo de su popular agrandador a lo largo de un periodo de más de ocho meses, se han llegado a lograr hasta cuatro cm de longitud extra en algunas personas.


En
https://vibradores.online/alargador-pene no hemos querido poner más ejemplos con respecto a los tiempos en tanto que hay muchos mitos y engaños a este respecto y Jes Extender es el único ejemplo que nos ha parecido suficientemente serio para nombrarlo aquí. No obstante, hay otros ejemplos que aseguran más tamaño en menos tiempo. Nosotros por el instante no damos mucha verosimilitud a esos datos.

Cumplir un tratamiento en la totalidad, es un camino largo y costoso.
Con esto, comprendemos que utilizando complementos agrandadores o bien bombas de vacío con corrección y continuada en el tiempo, se pueden conseguir tres cm extras de tamaño por lo menos en un tiempo prudencial.